LEAMOS JUNTOS UN CLÁSICO. NOS VISITA UN PRÍNCIPE. CAPÍTULOS XXII Y XXIII

Estándar

¿Para qué corremos tanto? Nos tiramos media vida acelerados, y a, veces sin ningún sentido.

Sería más sano para nuestro espíritu pararnos, respirar y gastar el tiempo ahorrado por haber corrido antes,¿no?

Esta reflexión nos la hace llegar María Barriga, a través de la lectura de estos capítulos.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s