Archivo de la categoría: Uncategorized

Martín Gamero, informático del centro, recomienda… MAESTROS DEL DOOM.

Estándar

Resultado de imagen de maestros del doom

Los años 90 trajeron la revolución digital al mundo del entretenimiento y en cuestión de pocos años las empresas de videojuegos y multimedia salieron por todas partes. En este libro verás la historia de ID Software, posiblemente la más importante de esos años que pasó de trabajar con ordenadores robados a sus jefes, a ser una empresa de miles de millones. Todo según los ojos de sus dos fundadores, dos chicos de apenas veinte años cuyas aspiraciones eran querían pizzas con coca-cola, y un deportivo con una modelo, pero que acabaron revolucionado los videojuegos, la tecnología 3D en ordenadores y la vida de varias generaciones.

Disponible para préstamo en la biblioteca.

Anuncios

Al mal tiempo, buena cara

Estándar

¡Y calentitos en la biblio!. Parece que a nuestros alumnos el mal tiempo les anima a buscar refugio en la biblioteca para hacer deberes, repasar para exámenes y, por qué no, para practicar los diferentes juegos de ingenio que tenemos a su disposición.

Resultado de imagen de jenga

Relatos de terror por Halloween

Estándar
Hoy hemos celebrado nuestra Chaquetía y Halloween: hemos asado castañas, que se han repartido junto con nueces e higos, se ha realizado un taller de pintacaras, etc. Como parte de nuestro interés por el fomento de la lectura y la escritura, los alumnos de Lengua, junto con su profesora Ana Cristina, han realizado una serie de relatos de terror que podéis ver a continuación. Buen trabajo a todos.
A continuación, un relato de terror escrito por la alumna de 2ºB María Ortiz Salguero.

CUIDADO CON DÓNDE TE METES. 

Había una vez una niña llamada Ana. Como todos los 31 de octubre, ella y sus cuatro amigas salieron a pedir caramelos por las casas más cercanas. Ana era una niña valiente, muy pocas cosas le daban miedo…

Aquella noche todo iba muy bien, hasta que a una de sus amigas se le ocurrió llamar a la puerta de una señora que creía mucho en brujas, fantasmas… Al tocar la puerta la primera vez nadie contestó, pero a la segunda, la puerta se abrió sola… Las chicas se atrevieron a entrar; pero, una vez dentro, la puerta se cerró y quedaron atrapadas…

¡Chicas!, ¿y ahora qué hacemos? – decía Ana con la voz temblorosa.

Nada más acabar la pregunta una voz, que no sabían de dónde venía les dijo:

– ¡Aquí empieza vuestra aventura!

El suelo comenzó a moverse y las condujo hasta una sala; allí volvió a sonar la voz:

– Tenéis tres minutos para resolver estos acertijos. Cuando los sepáis, todas tendréis que gritar las respuestas. Por cada prueba superada, liberaré a dos de vosotras ¡Empezamos…!

Estudiante que estudias a la luz de una vela, ¿qué animal no es un ave pero como ella vuela?”

Todas las chicas se pusieron a pensar la respuesta; y sí, ya la tenían. Ellas gritaron con fuerza:

– ¡El murciélagoooooo!

– Así es. Parece que sois listas. Siguiente acertijo: “Duros como las piedras, para el perro un buen manjar, sin ellos no podrías ni saltar ni caminar”

– ¡Los hueeeesoooos! – balbucearon con miedo, temiendo que no fuera la respuesta.

– ¡Muy bien! El último acertijo: “¿Qué cosa es, que cuanto más intensa se hace menos se ve?

– La oscuridad. – Dijo Ana muy segura, ya que esta se la habían dicho sus padres jugando.

Dos de sus amigas pudieron salir entonces, ya que habían superado la primera prueba. Esas eran las reglas. Las chicas decidieron que salieran Marta y Sara. Las otras tres siguieron el camino hasta una habitación en donde tenían que pintar, cada una, una bruja. Ana no estaba muy contenta, ya que a ella no se le daba bien dibujar; pero, de todos modos, lo intentaría.

– ¡Os quedan menos de 5 minutos! – Interrumpió la voz atronadora y tenebrosa.

– ¡Pero a mí me queda mucho! – dijo Ana muy angustiada.

Después de que el tiempo pasara, las niñas pusieron los dibujos en una mesita. Los dos elegidos fueron el de Sofía y el de Julia. Así pues, estas dos chicas salieron de la casa, y se encontraron fuera con sus otras dos amigas, Marta y Sara.

Ya sólo quedaba Ana; y a ella la pasaron a un laberinto muy grande. Estaba muy angustiada al haberse quedado sola. Comenzó a recorrer el laberinto, pero siempre se llegaba a un callejón sin salida.

Pasado un tiempo y muchos intentos frustrados, le vino a la mente que la bolsa con todos los caramelos que habían recolectado aquella noche la tenía ella, y que con ellos podía señalar el camino por donde tenía que ir. Después de un rato caminando y marcando la senda, llegó hasta una plataforma en donde había un gran botón rojo. Ana no se lo pensó y lo pulsó…

– ¡Ana, has conseguido salir de la casa! Te mereces un premio o, mejor dicho, que te conceda un deseo.

– Lo único que quiero es salir de aquí y encontrarme con mis amigas y mi familia.

Y así fue, la niña calló directamente en el jardín de su casa, con todos sus amigos y su familia

Pero…la historia no acaba aquí. Cuando se fue a dormir, se encontró con una caja encima de su cama. Ella decidió abrirla y ver qué había dentro: un papel blanco y arrugado había; en él no ponía absolutamente nada…Pero al guardarlo en la caja otra vez, se abrió la puerta de su habitación y emergió una silueta que le dijo:

– ¿Volverás a jugaaar?

-¡Aaaaaaah! – Gritó Ana con la respiración alterada.

– ¿Qué pasa cariño? – dijo su padre, preocupado.

– Nada, papá, solo ha sido una pesadilla; vuelve a la cama…

   

Día de la Biblioteca

Estándar

Desde 1997, cada 24 de octubre se conmemora el Día de la Biblioteca. La propuesta surge de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, apoyada por el Ministerio de Cultura, en recuerdo de la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo, incendiada el 1992 durante el conflicto balcánico.

Desde nuestro blog, queremos darle difusión a las actividades organizadas por la Mancomunidad Río Bodión y el Ayuntamiento de La Parra.